Un idioma divertido

Todos sabéis que el español es el segundo idioma más hablado en el sistema solar, por delante de otras lenguas muy conocidas como el árabe, el hindi o el globalizador inglés, y únicamente superada por el (¿cuál si no?) chino. Todos sabéis también la riqueza lingüística y cultural que el español encierra y también la infinidad de acentos y variantes que del mismo podemos encontrar.
Pero lo que no todos conocen es la cantidad de juegos de palabras que podemos utilizar en nuestro idioma. Y cuando decimos "juegos de palabras" no nos referimos a los eslóganes de supermercados, compañías de teléfonos o titulares de prensa, sino a curiosas formaciones, muy cercanas a las figuras literarias, que nuestra lengua es capaz de ofrecernos y que sin duda os harán pasar un buen rato. Y aquí van algunos ejemplos:

1. Palíndromos

Quizás el más conocido. El capicúa de las letras. Se tratan de palabras o frases que pueden leerse en ambos sentidos: hacia adelante y hacia atrás.

Reconocer
Amo la pacífica paloma.
La Ruta nos aportó otro paso natural.

2. Pangramas

Un pangrama es una frase que contiene en ella todas y cada una de las veintisiete letras de nuestro abecedario. ¿Que te parece difícil? Mira estos ejemplos:

El jefe que goza con un imprevisto busque el éxtasis en un baño de whisky
La vieja cigüeña fóbica quiso empezar hoy un éxodo a Kuwait.
Aquel biógrafo se zampó un extraño sándwich de vodka y ajo.

Lógicamente, cualquier texto largo puede ser pangrama, pero son más interesantes cuanto más cortos son.

3. Abecegramas

Yendo más allá de los pangramas encontramos al Abecegrama, o lo que es lo mismo: frases cuyas palabras, en su letras iniciales, están compuestas por las letras del alfabeto en su mismo orden. Debido a su dificultad, suelen ser textos bastante locos y divertidos. Lo verás mejor con este ejemplo:

Ayer buscaba concienzudamente diversas entrevistas famosas guardadas. Hoy indagué jubilosamente kioskos locales menospreciados, ninguneados, ñoños o posiblemente quebrados. Recorrí sudando tras un vino, whisky, xilófonos y zapatos.

4. Lipogramas

Si antes hemos usado todas la letras del abecedario, en este caso eliminaremos una de ellas. Un lipograma es un texto en el que se suprime voluntariamente una de las letras del alfabeto. No vamos a poner ningún ejemplo porque suelen ser textos muy largos (cuanto más largo sin utilizar esa letra, más espectacular), pero citaremos a Francisco de Navarrete, quien, en el siglo XVII, publica una obra titulada "Los Tres Hermanos" en la que prescinde ni más ni menos de la letra A y que comienza tal que así:

Premio el lector llevará
cuando el discurso leyere
si en alguna linea viere
razón escrita con a

¿Cumplirá su palabra? El resultado final puedes leerlo tú mismo aquí.

5. Anagramas

Pero nos iremos con un juego de palabras más sencillo y divertido: el anagrama. El anagrama es una palabra, o frase que puede formar otra palabra o frase si transponemos sus letras. ¿Ejemplos? Hay un montón:

cero y ocre
camisón y mocasín
irónicamente y renacimiento
armonización y romanización
El sapo se posa a un paso de la sopa.

Incluso puedes encontrarlos en nombres de ciudades o países (Alicante y calienta o Croacia y arcaico) o en tu propio nombre (Faustino e infausto o Rosalía y salario)


¿Quieres compartir tus palíndromos, pangramas, abecegramas, lipogramas y anagramas con nosotros? ¿Se te ocurren más juegos de palabras y quieres decirnos cómo funcionan? Puedes hacerlo en la sección de comentarios un poco más abajo. ¡Nos encantará comentarlos contigo!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los Sims 4 - Legacy Challenge - Cómo empezar

Sábados cinéfilos X

Un Punto Azul Pálido

Tips para viajar a París

Risas entre lo cutre y lo genial