Mujeres Viajeras - Lola Hierro

¡Vuelve Mujeres Viajeras! Y esta vez os presentamos a Lola Hierro, reportera de El País y autora de Reportera Nómada, que ha recorrido 37 países y sigue contando. ¡Todo un ejemplo para las nuevas viajeras! 

Lola tiene 33 años y nos cuenta su experiencia desde Madrid, su ciudad. ¿Queréis saber más sobre ella?

Lola en Pamukkale, Turquía.
¿Quién eres?

Soy una chica que escribe, una chica que lee, una chica que viaja, una chica que hace periodismo y hace fotos. Soy una chica que a veces disfruta de la compañía y a veces es un poco asocial y solitaria. Soy una chica que corre y baila. Soy la tía de Belén y Seydi… Soy muchas cosas.

¿Qué te ha hecho ser quien eres? 

Más que qué, creo que habría que hablar de quién. Tanto en mi forma de ser como en la forma de vivir mi trabajo, que es muy importante para mí, la culpable es mi abuela, para bien o para mal. Falleció cuando yo tenía 16 años pero le dio tiempo a forjar la base de mi personalidad, pues dicen que me parezco mucho a ella, y también a sembrar en mí la inquietud por la literatura y la escritura. “Tú serás escritora”, decía siempre, desde que yo era bien niña. Y en ello sigo. Si tengo que hablar del espíritu viajero, ya que este post va sobre eso, creo que mis padres tienen mucho que ver. Primero por haberme llevado a todas partes con ellos desde cría. Yo fui una niña viajera. Y desde que alcancé la mayoría de edad, por haberme animado y apoyado siempre con mis ganas de recorrer el mundo. De hecho, ellos financiaron mi primer interrail, con 18 años. Me considero una privilegiada.

¿Qué estás leyendo en este momento? 

Llevo desde abril leyendo Ébano (Ryszard Kapuscinski) por segunda vez, pues no es lo mismo leerlo antes de conocer África que después. Pero lo leo a trozos, solo en momentos especiales. Al mismo tiempo estoy inmersa en una novela negra de Henning Mankell.

¿Qué es lo que mejor sabes hacer?

Quiero creer que escribir, porque es lo que más me gusta en este vida y a lo que más esfuerzos dedico. También he adquirido una técnica muy depurada para salir de marrones inmensos sin despeinarme. O se me da bien, o es que tengo mucha potra ^^

¿Qué es la música para ti?

Una compañera. Mi vida -como la de muchísimas otras personas, supongo- tiene una banda sonora. No es solo un conjunto de melodías para pasar el rato. La música ha sido una tabla de salvación, un consuelo en momentos de soledad, un antidepresivo, una motivación extra a la hora de hacer deporte… Escucho muchos estilos, sobre todo Rock y Heavy Metal, que son mis preferidos desde adolescente, aunque con los años he ido abriendo las orejas a otros sonidos.

Templo de Prambanan, Yogyakarta, Indonesia
¿Qué momento de tu vida te gustaría revivir?

Ninguno. He tenido momentos malísimos y otros increíblemente buenos, pero todos han pasado ya. No los tocaría ni los cambiaría, ni siquiera los peores. Intento no mirar atrás y vivir solo el presente. Con el tiempo he aprendido que es lo mejor que puedo hacer por mí misma.

¿Qué desayunas? 

Salvo causa de fuerza mayor, nunca falta en mi mesa pan con tomate y aceite de oliva, zumo de naranja y café con leche.

¿En cuántos países has estado? ¿Cuáles?

Hasta hoy he estado en 37 países, a saber: España, Portugal, Francia, Bélgica, Holanda, Reino Unido, Irlanda, Alemania, Suecia, Dinamarca, Austria, Suiza, Italia, Vaticano, Turquía, Albania, Bosnia, Croacia, Hungría, República Checa, Estados Unidos, Colombia, Dubái, India, Laos, Camboya, Tailandia, Malasia, Indonesia, Singapur, Vietnam, Marruecos, Malí, Etiopía, Kenia, Tanzania y Uganda. Ahora no sé si me dejo alguno, cada vez es más complicado recordarlos todos.

¿Cuál es tu siguiente destino?

No lo sé. Sé que en dos semanas me marcho de viaje a África para realizar una serie de reportajes para mi periódico pero aún no está claro el destino. Stay tuned...

¿Quién ha sido tu mayor influencia?

Hay dos personas, dos reporteros, que han dejado huella y me han ayudado a ser como soy y a no tirar la toalla con mi oficio, que es el más bonito del mundo, que decía García Márquez, pero también muy sacrificado. Son Enrique Meneses y Gervasio Sánchez, dos fuentes de inspiración, dos ejemplos de honestidad, de buen hacer periodístico y dos pozos de sabiduría. Ellos, cada uno a su manera, me rescataron cuando yo ya no creía en lo que hacía y me demostraron que sí se puede ser periodista, ser buen profesional, y ser útil a los demás. Que Kapuscinski tenía razón con su libro Los cínicos no sirven para este oficio. Yo desde entonces intento parecerme a ellos y a otros tantos que admiro.

¿Qué sonido te trae mejores recuerdos?

Un par de canciones de Simon & Garfunkel con las que me acunaba mi madre cuando era un bebé. Y el sonido de las olas del mar. Cuando lo escucho también vuelvo a mi infancia.


¿Cuál es tu restaurante/cafetería/bar favorito? ¿Y qué pedirías si estuvieras allí?

Me encanta comer y no tengo un bar ni restaurante favorito porque hay miles que me pierden, voy cambiando y no soy muy fiel a ninguno, hay demasiados en el mundo como para conformarme con uno solo.  Ahora, si tengo que hacer una recomendación nacional, me quedo con El Tentirujo, un mesón pegado a la carretera que atraviesa la localidad cántabra de Sopeña donde sirven el mejor estofado de venado del mundo. Si me pides algo más exótico, me quedo con un pequeñísimo restaurante que encontré en Jambiani, un pueblo de la isla de Zanzíbar. Se llama Pishi Restaurant y ahora mismo me pediría un plato de gambas a la brasa, ¡son más grandes que yo!

En las ruinas de Hampi, Anantapur, India.
¿Cuáles serían tus 5 consejos imprescindibles para una mujer a punto de emprender su primera aventura?
  1. Que no haga caso a quiénes le digan que no sabe o que no puede. 
  2. Que si le da respeto, vaya paso a paso: no hay que irse a la otra punta del mundo de buenas a primeras, es mejor empezar con un destino menos ambicioso y durante menos tiempo para evaluarse y luego ir ampliando horizontes.
  3. Que sea precavida, pero no malpensada. Hay muchísima más gente que quiere ayudarte que hacerte daño.
  4. Que se deje los problemas resueltos antes de irse, porque no por cambiarse de país éstos van a desaparecer, por desgracia siempre van con una, así que mejor plantarles cara antes para poder irse tranquila. Gestionar emociones y ahuyentar fantasmas cuando se está lejos de casa es complicado.
  5. Que contrate un buen seguro de viaje y se realice un examen médico completo antes de partir. Suena a consejo rancio pero puede marcar la diferencia entre volver o quedarse por el camino.

Encontrarás más sobre Lola en su blog o en TwitterFacebook e Instagram. También podéis ver sus artículos para El País aquí
Si eres una mujer que viaja sola y te apetece compartir tu experiencia para animar a otras mujeres a hacerlo, ¡no dudes en escribirnos! Ponte en contacto con nosotros (redes sociales, comentando este post, email...) si estás interesada en responder a nuestras preguntas.
También te invito a visitar Travelettes, un sitio web maravilloso para mujeres viajeras que se ha convertido en referencia para mí al preparar mis viajes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

1 Second Everyday - Noviembre 2017

Los Sims 4 - Legacy Challenge - Cómo empezar

Los Sims 4 - Legacy Challenge - El primer mes

Los Sims 4 - De una a tres dimensiones

Tips para viajar a París