Mujeres viajeras - Sarah Freeman

Bienvenidos y, sobretodo, bienvenidas al primer post sobre mujeres viajeras. Se trata de una serie de posts en los que os presentaré a mujeres que viajan solas por el mundo, en busca de aventura, nuevas experiencias y de disfrutar al 100% de su vida con determinación e independencia.

Mi intención es animar a todas las mujeres a que sean dueñas de su vida, que no dejen de hacer lo que desean porque no tienen con quién. Estamos en el siglo XXI, ¿porque no tengas pareja no vas a viajar? Quiero ayudaros, junto con las encantadoras mujeres que he encontrado en mi vida (y también en el grupo de travelettes en el que paso horas y horas), a derribar todas las barreras, todos vuestros miedos y preocupaciones y comenzar a vivir vuestro sueño.

La primera en contaros su experiencia es Sarah Freeman, una creativa joven norteamericana enamorada de Roma que con su buen humor y determinación, dejó su posible futuro en Nueva York como cineasta para viajar y descubrir el mundo. 

Sarah tiene 25 años, es de Rhode Island y acaba de regresar a su ciudad natal tras vivir dos años en Roma. ¿Quieres saber más sobre ella?


¿Quién eres?

La respuesta corta: Una artista obsesionada con los viajes que debería hacer más arte, que gasta el dinero que no tiene, que le encantan los parques y que no se arrepiente de nada. 

La respuesta larga: Soy una mujer curiosa, aventurera y creativa con un amor secreto por la organización y las listas. Soy escritora, fotógrafa y cineasta. Soy hija, hermana, amiga y (nueva) tía. Soy una viajera implacable y con determinación. Soy estadounidense (aunque me siento un poco rebelde hacia todo lo que concierne política y balance vida/trabajo). Tengo ansiedad leve-severa y depresión dependiendo de muchas cosas, incluyendo el tiempo, pero soy súper-fuerte. He pasado por muchas cosas y he aprendido a recordarme a mí misma que puedo hacer cosas increíbles. Me encantan los perros y los delfines. Necesito vivir cerca del mar, pero también prefiero la vida de ciudad. Nunca he entendido el significado de introvertido y extrovertido porque realmente me siento mitad-mitad dependiendo de la situación. Soy una mujer orgullosa e independiente y trapicheo para no tener que pagar por vivir en el extranjero y comer barato, todo esto sabiendo que tengo el privilegio de tener unos padres que pueden y me sacarían (para volver a casa) si de verdad me meto en un problema (no me refiero como un hábito, ya sabéis, no hago de los problemas una costumbre, la cosa es que trabajo duro y pago por mí misma, pero tengo esa red de seguridad). ¿Qué más? ¡Ah, sí! No me gusta decir que no tengo ni idea de lo que me espera en el futuro, en lugar de eso, diría que tengo muchos posibles futuros y que estoy aprendiendo a aceptar cada uno de ellos o ninguno. ¡Ah! También dicen que soy graciosa (normalmente yo misma). También adoro la pizza. 

¿Qué te ha hecho ser quien eres? 

La respuesta corta: Utilizar el humor como mecanismo de superación, el soporte de buenas personas, tener planes y sueños que me explotan en la cara mientras simultáneamente y a veces dolorosamente también me llevan a nuevos y potencialmente mejores planes y sueños. También la pizza.

La respuesta larga: Nací y crecí en una ciudad pequeña en Rhode Island, hasta la universidad. Siempre he sido un alma aventurera y creativa y crecí con grandes sueños de cineasta y artista, conectando con el mundo e intentando cambiarlo. El verano antes de terminar mi carrera, tuve la increíble oportunidad de hacer mis prácticas en Nueva York, trabajando en La Vida Secreta de Walter Mitty y volví a casa sintiendo que el mundo de la película era todo lo que siempre había deseado. Durante el último año fui a estudiar a Roma (también un sueño esperando a ser cumplido) con el plan de volver a casa después, graduarme y volver a la gran carrera cinematográfica que me esperaba en Nueva York. Excepto que vivir en el extranjero me abrió la mente, me movió, me cambió... No, ¡espera! No me cambió, sino que me mostró cualidades sobre mí misma que no sabía que tenía porque nunca me había visto desafiada para utilizarlas, en maneras que nunca imaginé. Cuando volví de estudiar, me mudé apresuradamente a Nueva York sin trabajo, pensando que encontraría uno tan rápido como encontré las prácticas, pero sólo encontré trabajo no remunerado en el cine y mucho menos importantes y menos, a falta de una palabra mejor, glamurosas compañías, así como un trabajo de noche mal pagado en un centro comercial en Nueva Jersey (donde técnicamente vivía). En resumen, ser financieramente independiente sin un trabajo en condiciones fue un devastador baño de realidad. Incluso empecé a odiar mi trabajo en el cine, que supuestamente era mi sueño. El hecho de haber hecho todas las "cosas correctas" en la carrera y las prácticas y no poder encontrar un trabajo me hizo sentir que no valía la pena, lo que derivó en pensamientos que no debería haber tenido. También era difícil hacer amigos en Nueva York y la Manhattan que una vez fue brillante y llena de luz, ahora se veía sucia y gris comparada con la colorida y vibrante Roma. La absoluta apisonadora que era la persecución del sueño de mi vida, se atascó en las típicas cosas infantiles que te hacen ser quien eres (estar gorda, estar en una banda, buenos y malos amigos, cosas de familia, ya sabéis) y me convirtieron en una forma irreconocible de lo que solía ser mi persona. Así que dije: ¡que le den! Y me mudé de nuevo a Roma como parte escritora de viajes, parte profesora de inglés, parte niñera, parte no me importa nada y a través de los viajes, la independencia sostenible, la experimentación de nuevo arte, cultura y belleza, y los lazos únicos de las amistades extranjeras y sus perspectivas, sané, crecí de nuevo en mí misma y más allá. Cuanto más viajaba, normalmente conmigo misma, más crecía mi perspectiva. 

Foto: Zero the One
Un viaje de prensa sobre el vino en Georgia. Los viajes de prensa son divertidos porque por una parte son viajes en grupo en los que todo está planeado y estás con otras personas, pero por otra parte son viajes que haces en solitario, pues llegas sola y no sabes quién estará allí (a menos que lo hagas de manera habitual y coincidas con las mismas personas, pero para mí era el primero). Fue una gran oportunidad para mí porque la mayoría de las personas en el viaje eran mujeres que tenían mucha más experiencia que yo en viajar y escribir. La mayoría viajaban solas normalmente y creo que es una manera de vivir para algunas de ellas, no se pensarían dos veces ir a cualquier sitio solas, lo cual me inspira muchísimo. 

¿Qué estás leyendo en este momento? 

Actualmente estoy leyendo What I Was Doing While You Were Breeding de Kristin Newman, The Girl On The Train de Paula Hawkins y First They Killed My Father de Loung Ung. Generalmente tengo a mano algo que me haga reír muchísimo, algo de suspense y algo que me exponga a un lugar, cultura o tiempo que me sea poco familiar.

¿Qué es lo que mejor sabes hacer?

Estoy casi segura de que es hacer reír a la gente, pero también podría ser romper los muros de mi zona de confort cada vez que me encuentro a mí misma empezando a reconstruirlas. También hago unos cupcakes muy ricos. 

¿Qué es la música para ti?

Una absoluta necesidad. Conduciendo, caminando, trabajando en casa. Siempre estoy cantando y bailando. Realmente me anima. Me ayuda a soltar o aceptar mis malos sentimientos cuando lo necesito, pero también es una herramienta cuando necesito sentirme valiente y con chulería, o simplemente contenta. La música ha estado presente en la mayoría de momentos de mi vida que me quitaron el aliento, me ha llevado a través de mí misma y me ha hecho pensar "¡maldita sea, chica, sabes cómo vivir!"

¿Qué momento de tu vida te gustaría revivir?

Volver y tener el poder de cambiar o simplemente volver a sentir algo de nuevo? Si hablamos de cambiar cosas, volvería a cualquier edad en la que no me importaba la escuela y dejé de hacer mis deberes... no me iba mal, pero debería estar yéndome mejor ahora si me hubiera esforzado más en los estudios. Si estamos hablando de simplemente revivir, es duro realmente, porque he perdido a muchas personas en mi vida y no puedo elegir uno de ellos para volver a abrazarlos una última vez, pero definitivamente a algún momento de mi infancia, antes incluso de saber que había cosas malas. 

¿Qué desayunas? 

Depende de si trabajo o estoy en casa ese día. Me gusta dormir y siempre llego tarde, así que en días de trabajo puede que un plátano si tengo suerte, pero si estoy en casa y es verano, mi desayuno favorito es un mejunje-smoothie de café, plátano y chocolate bien frío y tostadas con queso y miel.

¿En cuántos países has estado? ¿Cuáles?

¿Contando con mi país de origen? 23.
EEUU, Noruega, Finlandia, Italia, Croacia, Bahamas, Bermudas, Suiza, Eslovenia, Hungría, Eslovaquia (sólo como 30 minutos en medio de la nada, una historia larga), Polonia, República Checa, Portugal (Islas Azores), Canada, Francia, España, Georgia, Grecia, Austria, Alemania, Liechtenstein e Islandia.

Cataratas de Seljalandfoss, Islandia.
¿Cuál es tu siguiente destino?

¡Ajá! ¡Planeando el futuro! Bueno pues, ahora mismo estoy intentando determinar si mi futuro relativo (es decir, cuando me haya hecho con algo de dinero) será vivir en EEUU por un tiempo, mudándome a Roma por otro año, o ahorrar y dar la vuelta al mundo. Así que no lo sé. Posiblemente Italia, pero no lo sé. Puedo decir que realmente quiero ir al Sudeste Asiático, pero de verdad necesito conseguir un trabajo como niñera en mi ciudad por unos meses si quiero hacerlo. 

¿Quién ha sido tu mayor influencia?

Los perros, mujeres cómicas (Tina y Amy), mi amigo Paul, otras viajeras entusiastas (¡Travelettes!), Fellini, demasiados autores como para nombrarlos, y el feminismo. Es decir, he tenido muchas influencias positivas y negativas, pero prefiero sólo mencionar la parte buena. 

¿Qué sonido te trae mejores recuerdos?

Pájaros a las 4 de la madrugada (ya sabéis a qué me refiero, suenan diferentes a esa hora). Me recuerda a cuando estaba en casa de mis abuelos en Florida. Mi abuela siempre se levantaba a esa hora a ver la televisión con auriculares en la habitación donde yo tenía mi cama plegable, así que no sé si era eso o el sol saliendo, pero me despertaba y escuchaba los pájaros, la miraba y ella sonreía y me saludaba de una manera difícil de describir, pero era muy ella, y yo me sentía feliz y a salvo, lo que me hacía volver a dormir. 

¿Cuál es tu restaurante/cafetería/bar favorito? ¿Y qué pedirías si estuvieras allí?

Dar Poeta en Roma. Pizza margarita siempre.

¿Cuáles serían tus 5 consejos imprescindibles para una mujer a punto de emprender su primera aventura?

  1. No debes preocuparte en tratar de no asustarte. La mitad del miedo es por hacerlo, incluso si ese es tu sentimiento. Sacarás una fuerza interna de ello, del miedo. Estar preocupada no importa tanto como ser curiosa y emocionarse o tener la mente abierta. 
  2. Haz amigos si te sientes sola. Si intentas estar 100% sola es diferente, pero si no es así, si estás en un viaje sola y sientes que te gustaría compartir ese sitio maravilloso o ese momento con alguien, hazlo, compártelo con esa persona que está al lado. Así es como hacemos amigos. Las personas que viajamos solas, irónicamente, siempre viajamos en grupo, porque nos encontramos unas a otras. Estás tan solo como quieras estar. 
  3. Di a alguien dónde vas. Simplemente hazlo. Sé que es tentador volverse completamente salvaje e improvisar a veces, ¡pero seguridad!
  4. Investiga las leyes y las costumbres públicas de un país antes de ir. Incluso si no estás de acuerdo con algo, las leyes son leyes y eres un invitado. Enfrentarte a algún tipo de sanción sola como mujer extranjera es aterrador y puede ser peligroso, y tu país de origen no siempre puede protegerte. 
  5. Acoge y acepta tu soledad. Para a hacer una foto cuando quieras, sáltate las cosas que no te importan incluso si están en las guías, date caprichos, medita, escribe cosas que quieres traer de vuelta a tu mundo y comparte pero abstente de compartir demasiado digitalmente. Este viaje es entre tú y un lugar.

Puedes encontrar más información e imágenes de Sarah y sus viajes en su cuenta de Instagram
Si eres una mujer que viaja sola y te apetece compartir tu experiencia para animar a otras mujeres a hacerlo, ¡no dudes en escribirnos! Ponte en contacto con nosotros (redes sociales, comentando este post, email...) si estás interesada en responder a nuestras preguntas.
También te invito a visitar Travelettes, un sitio web maravilloso para mujeres viajeras que se ha convertido en referencia para mí al preparar mis viajes.

Comentarios

  1. Interesantísimo post!
    Yo lo voy a reconocer. Soy de esas que pese haber viajado sola en una ocasión, no podría volverlo a hacer. No es por el hecho de tener pareja ni nada de eso..creo que más bien es por mi personalidad. Además, un viaje es una experiencia que siempre me gusta compartir! Aunque me fascinan esas mujeres que sí son capaces de ir solas por el mundo, rompiendo barreras y esquemas ^^
    Bravo por ellas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy de las tuyas, Dahlia. Me gusta viajar acompañada porque necesito compartir todo lo que hago. De ahí que haya acabado escribiendo todo en un blog ^^
      Pero lo cierto es que también lo he hecho en ocasiones e incluso actualmente estoy sola en un país que no conocía y la sensación es increíble. Me encanta leer las historias de estas completas aventureras, sin miedo a nada y con toda la ilusión del mundo.
      Bravo, como tu dices! :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Meal prep 2

Los Sims 4 - Legacy Challenge - Cómo empezar

Los Sims 4 - De una a tres dimensiones

Comida sana para toda la semana - Meal prep 1

1 Second Everyday - Septiembre 2017