The Drawing Challenge - Semana 26

¡Hola, mis pequeños saltamontes!

La semana pasada os propuse dibujar algo relacionado con el zodiaco, aquí podéis ver mi dibujo si no lo habéis visto aún. 

Como recordaréis que os dije, la semana pasada estuve de viaje en Amsterdam y comenté que quizá haría un post sobre la ciudad y demás, pero la verdad es que fue todo un caos: que si profesores por allí, maletas perdidas por allá, ahora uno pierde el DNI, después hay bronca con los gorilas del hotel... En resumen: un estrés de viaje.  Es por eso que no me acordé de recopilar información para el blog, y en la gran mayoría de fotos que hice salen mis amigos así que no voy a publicarlas aquí. Pero prometo que del próximo viaje que haga tendréis un post bien cargadito de información y anécdotas.

Volviendo a la materia: el tema de esta semana. La verdad es que antes de empezar este reto, di una pequeña hojeada a la tan nombrada lista de temas y al ver este tema inmediatamente supe que dibujaría, y, bueno, ya ha llegado la hora de dibujarlo. El tema de esta semana es Tu mentor (en mi caso mentora) más inflyente:

Espero que se reconozca a la persona que he dibujado. Es Carla. ¡Quiero que quede claro que no estoy haciéndole la pelota a mi jefa! Todo esto tiene una explicación:

Carla se vino a vivir a mi casa hará ya unos cuatro años, meses después de que empezara mi primer año de instituto. He de aclarar que soy hija única y que hasta ese momento jamás había convivido con nadie que no fueran mis padres. Para mí ese hecho, al que, a mi parecer, nadie había dado mucha importancia (al menos delante de mí), supuso un grandísimo cambio en mi vida. Pasé de tener todo para mí sola a tener que compartirlo con otra persona, y a tener también que compartir la atención de mis padres, cosa que no me hacía mucha gracia.

Aún así agradecía tener a mi prima cerca, ya que hasta ese momento no había tenido una relación muy sólida con ella. Quería conocerla, saber más sobre lo que le gustaba, lo que no le gustaba, etc... La adopté como hermana mayor y empecé a sentirme menos sola, tenía alguien con quien hablar, alguien que me aconsejaba y sabía entender cómo me sentía.

Me culturizó musicalmente y filmicamente (esa última palabra me la he inventado), con ella mantenía debates hasta las dos de la mañana, veíamos series, comentábamos teorías sobre estas, me llevaba a conciertos de rock... 

Por primera vez en mi vida supe cómo era "tener un hermano". Por favor, no me malinterpretéis: mis primos para mí son MUY importantes, mi familia en general es lo primero para mí, pero esto fue algo diferente, por fin entendía lo que mis amigos decían sobre sus hermanos. A veces me enfadaba con Carla, no voy a mentir, pero siempre estaba presente ese sentimiento de respeto, como si fuera mi maestra. Como si fuera mi mentora.

Uff, últimamente estoy que me salgo en temas emocionales. Supongo que tendrá algo que ver con que la serie Hannibal me está lavando un poco el cerebro ^ ^. 
Por cierto, pronto habrá, y esto es seguro, un post sobre esta serie. Daré mi humilde opinión sobre los personajes, el argumento, los temas que trata y, por descontado, la extraña relación entre los protagonistas *-*. 

En fin, mis pequeños saltamontes, como siempre, podéis compartir vuestros dibujos a través de Facebook, Twitter e Instagram utilizando el hashtag #tdc_semana26 o enviándolos a esta dirección.  

¡Hasta pronto!

Comentarios

  1. Oh! Muero de amor! Gracias por unas palabras tan bonitas (Marta, estás bien? Tienes fiebre? :P) y por considerarme tu mentora ^^ Es todo un honor haberte enseñado, con mi propia experiencia, qué es tener hermanos.
    En realidad hace 3 años que me mudé con vosotros, y casi dos de ellos he estado fuera, pero fue intenso mientras duró jajaja
    Te quiero, hermanita pequeña a la que a veces quieres matar pero en el fondo es todo amor! ��

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Los Sims 4 - Legacy Challenge - Cómo empezar

Los Sims 4 - De una a tres dimensiones

1 Second Everyday - Julio 2017

Los Sims 4 - Legacy Challenge - Un linaje exitoso

Tips para viajar a París