Małgorzata Chodakowska

 Foto: http://www.skulptur-chodakowska.de/
Hoy vamos a detener el tiempo para vosotros. En concreto lo va a hacer Malgorzata Chodakowska. Y más en concreto lo va a hacer a través de su obra escultórica. ¿Que de qué va esto?

Malgorzata Chodakowska (Lódz, Polonia, 1965) es una escultora polaca que reside en Dresde (Alemania) desde hace ya tres décadas y que, aunque es más que nada conocida por su "Muchacha en Duelo", obra que se exhibe precisamente en Dresde como homenaje al bombardeo de la ciudad en 1945, a nosotros nos ha llegado a partir de su exposición "Fontaines", un canto a la sutileza y al movimiento estático de unas figuras femeninas en melódica armonía con un elemento natural como el agua.

Vídeo: http://www.skulptur-chodakowska.de/

Las esculturas, pensadas obviamente para convertirse en fuentes, están realizadas en bronce y no son más que una muestra del talento de esta escultora licenciada en la Academia de Bellas Artes de Viena, autora también de otras esculturas de parejas, de niños o bustos, siempre realizadas en madera de limonero, peral, cerezo o roble, ya que, según ella, es un material que representa a la perfección el calor humano. Su obra empieza a ser tan conocida y apreciada que, según sus palabras, ya puede permitirse no sólo vivir de ello (un empresario pagó hasta 50.000€ por una de sus esculturas-fuente), sino decidir cuáles de sus obras vender y cuáles no.

Después de pasear por mi ciudad y ver los auténticos esperpentos de fuentes sin alma que colocan los ayuntamientos para justificar sus "presupuestos" me pregunto por qué no se invierte más en este tipo de obras que, al menos, pienso, harían que sus propios ciudadanos se parasen ante ellas y disfrutaran de lo maravilloso que, a veces,  puede ser el ser humano representándose a sí mismo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

1 Second Everyday - Noviembre 2017

Los Sims 4 - Legacy Challenge - Cómo empezar

Los Sims 4 - De una a tres dimensiones

Los Sims 4 - Legacy Challenge - El primer mes

Tips para viajar a París