Un copiloto y algo más

Autoestopistas por el mundo debe haber miles, especialmente ahora que proliferan los viajes low cost, pero pocos puede haber tan especiales como el amigo HitchBOT. HitchBOT era un personaje viajero, al más puro estilo de nuestro Wallace Mangusta, pero a diferencia de éste, HitchBOT era un divertido robot. Mirad qué cara:

Foto: independent.co.uk
Canadiense de nacimiento, sus padres fueron David Harris Smith y Frauke Zeller y su fisionomía es bastante sencilla: un cubo de plástico y brazos y piernas flexibles unidas a él. Y su cabeza, como habéis visto, es transparente, con una pantallita que muestra sus ojos y su gran sonrisa. HitchBOT era capaz de mostrar siempre su ubicación gracias al GPS que llevaba incorporado y también, como buen turista, llevaba una cámara que hacía fotos cada veinte minutos.

¿Y cómo que era un robot viajero? ¿Cómo se desenvolvía por el mundo él solito? Pues sus autores lo dejaron sentado en una carretera de Canadá haciendo autostop para que algún conductor lo llevara a enseñarle mundo. Las únicas condiciones eran que volvieran a dejarlo en alguna otra carretera no demasiado transitada y que cargaran la batería antes de que se agotara. Y así, gracias al buen hacer y simpatía de muchos canadienses, HitchBOT recorrió durante el verano de 2014 desde Hálifax a Victoria, o sea, Canadá entera, por lo que se convirtió también en todo un experimento social.

Tanto éxito tuvo y tan bien se lo pasó con esta experiencia, que decidió emprender otra aventura, pero esta vez a lo grande: por Europa. De nuevo, gracias a muchos amigos humanos que lo veían haciendo autostop, recorrió toda Alemania y parte de Holanda.


Y entonces, de vuelta a Canadá, se le ocurrió el reto de los retos: cruzar EE.UU. de este a oeste (Massachusetts-California), en plan Ruta 66, pero esta vez el viaje no fue tan bien. Unos vándalos idiotas (muy raro en EE.UU., vaya) lo destrozaron cuando HitchBOT se encontraba haciendo autostop en Philadelphia, algo que fue noticia en numerosos medios, acabando con su historia de viajero guay.

Pero a pesar de este trágico final, hay motivos para alegrarse por HitchBOT, porque el Museo de las Ciencias y la Tecnología de Ottawa ha decidido incorporarlo este 2017 a su exposición permanente. Y no sólo eso, sino que sus creadores han prometido anunciar en su web que habrá nuevos proyectos de robots autoestopistas y viajeros en próximas fechas.

Foto: mir1.hitchbot.me
¿Qué os parece la idea de HitchBOT? ¿Habéis conocido alguna experiencia o experimento similar? Nos encantaría que nos contarais vuestras impresiones aquí abajo en la sección de comentarios. Y, si os apetece, os animamos también a participar en las aventuras de Wallace Mangusta, el suricato viajero de Don Zorruno al que podéis enseñar vuestra ciudad o pueblo cuando queráis siguiendo estos sencillos pasos.



Comentarios

Entradas populares de este blog

1 Second Everyday - Noviembre 2017

Los Sims 4 - Legacy Challenge - Cómo empezar

Los Sims 4 - De una a tres dimensiones

Los Sims 4 - Legacy Challenge - El primer mes

Los Sims 4 - Legacy Challenge - Un linaje exitoso