Emily is Away

Aunque en Don Zorruno somos también de grandes desarrolladoras, hay veces que encontramos producciones indies que nos encantan. Muchas veces por su jugabilidad, otras por diversión o, como este caso, por su planteamiento sencillo e intenso a la vez. Estamos hablando de "Emily is Away".


Emily is Away (Kyle Seeley, 2015) es una especie de novela visual que se desarrolla (y esto es lo mejor) dentro del histórico messenger de principios de los 2000. Con alguna reminiscencia, en mi opinión, al libro "Siempre el Mismo Día" (David Nicholls, Maeva, 2010), Emily is Away nos mete en el papel de un protagonista (tú decides tu nombre y tu avatar) y de su relación con Emily, una chica que nos acompañará (o no) desde el instituto hasta la universidad. El juego, visualmente, es un chat tipo "instant messenger" con una interfaz de Windows XP bastante bien conseguida, incluido el sonido, en el que iremos hablando con Emily y viviendo nuestra historia de una manera tan parecida a nuestra realidad de los 2000 que muchos lo han definido como un simulador de aquella época, especialmente por la cantidad de guiños a la cultura de aquellos años que posee y referidos a la música (Red Hot Chili Peppers, Eminem, Prodigy, Daft Punk, Radiohead, Avril Lavigne...), el cine (El Señor de los Anillos, Harry Potter, 28 Días Después, The Ring...) o los videojuegos (Half Life, The Legend of Zelda, Fallout, Borderlands...)

Poco a poco, nos iremos metiendo en la vida de Emily y hablaremos de nuestras cosas, amigos, problemas, fiestas, estudios e incluso otras relaciones. Al principio puede parecer un juego un poco tonto, pero acabas metiéndote tanto en la historia que la frase "Emily is Away", muchas veces, te deja con cara de idiota y con unas ganas tremendas de seguir hablando con ella. De hecho, el componente "nostalgia" es uno de los puntos fuertes del juego, ya que, en cierto modo, nos hace desear volver a ese mundo que vivimos y en el que no existían ni Facebooks, ni Twitters ni Whatsapps. Y no es algo que digamos nosotros. Basta echar un vistazo a las opiniones de muchos jugadores que lo han probado para darse cuenta de que una idea de juego tan simple puede llegar a tocarnos, aunque sea un poquito, ahí dentro. 

La narrativa, para un juego de este tipo, está bastante bien construida y en ella juega un papel fundamental el hecho de ser un "chat", ya que, como sucedía entonces, podremos ver cuándo el personaje está escribiendo algo, cuándo borra alguna palabra para reescribirla o porque se ha equivocado, o incluso podemos verle cambiar de opinión en mitad de una frase y empezarla de nuevo, dando vida a la teórica linealidad del planteamiento en sí del juego.


No os vamos a dar muchos más detalles para no estropear vuestra experiencia, pero nos encantaría que aquellos que lo habéis probado nos diérais vuestra opinión, sea buena o mala.

Emily is Away, que cumplió hace nada su primer año de vida y tiene proyectada una segunda parte, es un free-to-play y podéis jugarlo gratis en Steam.


Comentarios

  1. Lo he jugado una vez, me ha costado reponerme, pero lo he vuelto a jugar. Sigo intentando reponerme. Muy bueno. Breve pero intenso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿De verdad? Me alegro de que te parezca bueno e intenso aun con las limitaciones de tratarse de un juego de indie. La idea es muy buena. ¡Habrá que echarle un vistazo a esa segunda parte si finalmente sale este 2017! :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

1 Second Everyday - Noviembre 2017

Los Sims 4 - Legacy Challenge - Cómo empezar

Los Sims 4 - De una a tres dimensiones

Los Sims 4 - Legacy Challenge - El primer mes

Tips para viajar a París