The Drawing Challenge - Semana 50

¡Hola, mis pequeños saltamontes!

Bienvenidos a la cuenta atrás del final del reto del dibujo... Sí, como pensaba: en inglés suena infinitamente mejor. Hoy no me apetece hacer spam, estoy de buen humor, no quiero estropearlo. 

Vayamos al grano, directamente: el tema de esta semana es... A ver cómo lo pongo sin que suene raro... El tema de esta semana es Bebé (hoy no estoy especialmente creativa). Os voy a contar un pequeño secretito: aún no he empezado a hacer el dibujo. Así que si me disculpáis, voy a ponerme a ello. Mientras, podéis haceros unas palomitas, unos macarrones con queso,  ir a comprar al IKEA, apuntaros al tour de Francia, llevarles galletas a los chavales de la estación espacial... vale ahí me he pasado... de IKEA no se puede salir en al menos siete horas (y corriendo).

*4 horas y media más tarde*

Este ha sido el resultado, ¡espero que os guste!:


Jejeje, es un bebé molón. Ojalá todos los bebés fueran así... Y no arrugados y pelones como son. Porque no nos engañemos: los bebés son MUY FEOS, y más cuando acaban de nacer. Pueden ser graciosos, eso sí, tan graciosos que su monería a menudo se confunde con encanto, pero no, no son encantadores. Al menos, no por lo general. Bueno, tampoco todo es malo. Son groditos y achuchables, se ríen con facilidad y sus manitas y piececitos son minúsculos y suavecitos. Y esos mofletones rosaditos constituidos por un 90% de tejido adiposo marrón... ¡Ay! Vale, sí, lo admito. Son muy adorables... a veces... Me niego a retirar lo que he dicho antes. Cuestión de principios.

Bueno, como siempre, mis pequeños saltamontes, os invito a compartir vuestros dibujos por Twitter, Facebook o Instagram con el hashtag #tdc_semana51_countdown, o enviad el dibujo a esta dirección.

¡Hasta pronto!


P.D.: Venga, vale aquí tenéis el dibujo de la semana pasada, con el tema Animal Imaginario. Es horrible. No bromeo. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los Sims 4 - Legacy Challenge - Cómo empezar

Sábados cinéfilos X

Un Punto Azul Pálido

Tips para viajar a París

Risas entre lo cutre y lo genial