Descubriendo(me) el mundo - Vol.5

Bienvenidos de nuevo a mi sección Descubriendo(me) el mundo, donde ya os he contado prácticamente todos mis viajes por el extranjero. Voy a tener que viajar más para hacer el volumen 6, pero no me quejaré por ello ^^ Tras pasar por Francia, Alemania, Andorra, Italia, Ciudad del Vaticano, Portugal, Inglaterra, Marruecos, Argentina, Noruega, Polonia y Escocia, hoy os cuento más aventuras escocesas y añadimos Grecia a la lista de países visitados (¡y vividos!) con unas cuantas fotografías y mis experiencias personales acompañándolas. 

Un pequeño pueblo pesquero

Como los lectores habituales sabéis, Tiantian y yo nos mudamos a Achiltibuie, un pequeño pueblo junto al mar en las Highlands escocesas, hace un par de años. Os conté cómo llegar y he escrito algunos otros posts sobre la zona. La localidad principal en la zona es Ullapool, desde donde hay transporte y buena comunicación con Inverness, otras localidades de la zona e incluso con Stornoway, la más grande de las Hébridas Exteriores. Como podéis ver en la imagen, Ullapool se encuentra situada entre montañas y junto al mar, aunque construida sobre un saliente que no queda de cara al mar abierto sino hacia las montañas. Su puerto está lleno de vida a diario y se respira calma en sus calles. 


En Ullapool, además, se celebra el Loopallu, un festival de música que atrae a turistas y locales para un fin de semana inolvidable cada año. 

Una capital diferente

Cada vez que visitamos una capital europea tenemos la sensación de estar agobiados por el turismo y el consumismo. Los viajes a París requieren cierto callejeo para no caer en lo típico, los viajes a Londres pueden ser monótonos si no buscas un buen plan alejado de las masas y Roma puede llegar a ser agobiante cuando te intentan vender souvenirs. Edimburgo, en cambio, a pesar de las colas para ver su castillo más famoso, nos da otra sensación como capital. Mucho más enigmática y mágica, esta ciudad nos dejó impresionados. No tuvimos demasiado tiempo para disfrutarla, pero estamos seguros de que volveremos a descubrirla. 


Sólo hay que escribir su nombre y buscar imágenes para darnos cuenta de lo preciosa que es la ciudad. Además, Ryanair (no es por hacer publicidad, pero en cuanto a precios no tienen rival) tiene unos vuelos baratísimos desde varias ciudades españolas que no se pueden dejar pasar así como así. 

¿Verano en una isla griega? ¡Claro! 

En cuanto se nos presentó la oportunidad de disfrutar de un verano en Egina, una isla griega muy cercana a la capital, aceptamos. De nuevo nos encontramos con una ciudad con un puerto muy importante y con mucha vida, pero en esta ocasión se trataba de algo diferente. Helados, mar, pistachos, bailes populares y sol hacían que nuestros días de verano fueran realmente eso, verano. Tras haber pasado un par de veranos en las Highlands, no nos venía nada mal algo de solecito y calor. 


Si además, como yo, eres adicto a los pistachos, ¡esta es tu isla! ¡Tienen hasta un Festival del Pistacho! Puedes encontrar una infinidad de productos de belleza, alimentación y para el hogar hechos con pistacho por toda la isla. 

¡Si Pericles levantara la cabeza! 

Cuando vi la Acrópolis por primera vez, Tiantian y yo estábamos caminando por una zona algo lejana, al otro lado del Templo de Zeus. Podías ver la parte más alta de la gran plataforma de la que sobresalía el Partenón. Se me cortó la respiración cuando imaginé que me encontraba en la época en la que se construyó y no había prácticamente nada que te impidiera verlo desde cualquier punto de la ciudad. Atenas es, sin duda alguna, impresionante. Pero, a pesar de sus magníficas obras arquitectónicas y monumentos, no pudimos evitar la sensación de caos y decadencia mientras caminábamos por la ciudad. Intentamos tomarnos esa sensación con humor y repetíamos continuamente "¡Si Pericles levantara la cabeza!" entre risas. 


Cuando, por fin, visitamos la Acrópolis, todavía aluciné más. No tengo palabras para expresar un sentimiento tan especial. Siempre me ha gustado estudiar historia del arte y, para mí, esa visita no era sólo un tick en una lista turística, sino una imagen real que completaba todo lo que ya sabía de ese lugar increíble. 

Espero que os haya gustado esta parte de mi vida viajera y prometo contar más pronto ^^ 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los Sims 4 - Legacy Challenge - Cómo empezar

Sábados cinéfilos X

Un Punto Azul Pálido

Tips para viajar a París

Risas entre lo cutre y lo genial