4 tips para crear un espacio para el pequeño artista

Hacer que tu hijo sea más creativo es extremadamente fácil. Sólo necesitas estos 4 consejos para crear un espacio que le permita convertirse en un gran artista. 

1. Espacio e iluminación

Lo primero que debemos tener en cuenta para crear un espacio en el que desarrollar la creatividad de nuestros pequeños es que sea adecuado para pasar grandes cantidades de tiempo. Puedes combinar este espacio con el lugar de estudio si lo prefieres.


Para que el niño se sienta bien en ese entorno, además de decorarlo de una manera agradable, deberá ser cómodo y tener suficiente espacio para dibujar, pintar, recortar y hacer otras actividades. Si el niño no ve suficiente espacio sobre la mesa, acabará en el suelo o adoptando una postura que no le hará mucha gracia a su espalda. 

La iluminación es muy importante. Un lugar en el que el niño deba concentrarse en la actividad que esté desarrollando debe estar bien iluminado. Si es posible de manera natural, ¡mucho mejor! Pero si no, debemos escoger una iluminación suficiente para el espacio que deseamos cubrir. 

2. Almacenamiento adicional

Si no tienes demasiado espacio como para guardar todos esos lápices, pinturas o el resto de material que utilizan tus niños, siempre puedes recurrir a otros sistemas de almacenaje que lo complementen. 


En este enlace puedes ver otras ideas para organizar la casa cuando hay niños viviendo en ella, ¡muy útil! 

Cuantas más cosas tenga tu pequeño a mano, más utilizará. Eso nos pasa también de adultos, pues tendemos a hacer más cosas si las tenemos delante. Si tienes que sacar de una caja siete objetos antes de llegar a los botes de pintura y sacarlos uno por uno para dar con el color que quieres, te va a costar mucho más ponerte en marcha que si tienes todos los botes de pintura en fila y ordenados junto al escritorio. 

3. La pared como elemento creativo

¿Cuántas veces habéis tenido que reñir a vuestros hijos por pintar en una pared en la que no deben hacerlo? ¿Por qué no darles su propia pared en la que pintar? Que la pared de la habitación sea una pizarra es el sueño de todo niño. 


Si, además, no tenéis mucho espacio en la habitación, en lugar de montar toda esta estación artística en una mesa, podéis montarla sobre la pared. Un rollo de papel continuo, unas cajitas imantadas y un par de cosas más pueden hacer que tu hijo vea en esa pared todo un estudio de artista profesional y, ¿a quién no le gusta estrenar un papel así de bien puesto, aunque sea para hacer un garabato? De nuevo, tener las cosas a la vista hará que el niño desee crear. 

4. Muéstrate orgulloso de sus creaciones

Crea un espacio en el que exponer todas esas creaciones de tu hijo. Si te sientes orgulloso de su trabajo, querrá continuar creando. 


Muchas veces guardamos los dibujos que nos hacen los niños sin pensar que al querer mantenerlos a salvo, estamos ocultándolos. Si los colocamos a la vista o los enseñamos a nuestras visitas, por ejemplo, ellos sentirán que estamos valorando lo que hacen y que nos hace muy felices que sean creativos. 

Da igual si la flor que han dibujado está pintada dentro y fuera de los pétalos con un garabato negro, si la cara del niño de su clase que han dibujado es azul o si la casa es más grande que el gato que tiene a su lado. Lo importante es que creen, que desarrollen su sentido artístico y que se sientan seguros de sus propias creaciones. 

¿Y vosotros? ¿Tenéis un espacio donde vuestros pequeños artistas desarrollan su creatividad? 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los Sims 4 - Legacy Challenge - Cómo empezar

Sábados cinéfilos X

Un Punto Azul Pálido

Tips para viajar a París

Estampas de Los Santos