Jackie Brown y el Origen de Moonrise Kingdom

¿Alguna vez habéis tenido la sensación, viendo una película, de que os recuerda a otra que es totalmente diferente? ¿Os resulta familiar el plano desde el interior del maletero y creéis haberlo visto antes? ¿Sientes que las escenas que estás viendo en esa película de superhéroes son similares a las que viste hace un tiempo en una de astronautas? Pues tiene sentido, y una sencilla explicación: los directores. 

Siempre vemos el rostro de los actores y nos dejamos llevar por quién sale en una película para saber si será buena o no, si nos gustará o no. Pero olvidamos que el trabajo tras la cámara es muy importante. Además de productores, técnicos de sonido, guionistas y una larga lista de personas que trabajan en una película, tenemos a los directores. Ellos son los que dan ese toque que nos es familiar en el resto de películas que han hecho y hemos tenido la oportunidad de ver. 

Aquí os dejo tres ejemplos de mis tres directores favoritos:

Quentin Tarantino

Además de la cantidad de sangre o de disparos que encontramos en sus películas, las escenas largas y lentas en las que la tensión se puede cortar con un cuchillo. la larguísima retahíla de insultos o palabras malsonantes que sale de la boca de sus personajes o que él mismo haga cameos en sus propias películas, Tarantino nos deleita con sus planos poco convencionales. Sus escenas desde el interior del maletero de un coche son ya esperadas por todos sus fans en cada nueva película que ven y los planos contrapicados son habituales para él. Y a nosotros nos encantan. 



Wes Anderson

Este joven director ha sido toda una revolución en la industria cinematográfica. Su manera de contar las historias, con escenarios increíbles, personajes entrañables y diálogos sencillos, se ha convertido en su sello, así como la utilización del color en sus películas. La calidez de la imagen y los colores llamativos llenan la pantalla de encanto en cada escena. Pero lo que más hace que identifiquemos una película con Anderson es la estructura de la imagen, la línea central que divide cada plano en dos partes simétricas haciéndonos mirar al centro de la pantalla en todo momento. Por algo lo llaman el rey de la simetría



Christopher Nolan

No son pocas las películas de Nolan que podríais encontrar entre mis favoritas de todos los tiempos, y es que este director se ha convertido en mi debilidad como cinéfila. No sólo se atrevió a coger una historia tan consolidada como la de Batman y darle un giro tremendo, sino que superó con creces todas las expectativas y dejó al mundo boquiabierto con su trilogía sobre nuestro caballero oscuro favorito. Nos hace replantearnos los límites de nuestra propia mente (Memento, Insomnia), nuestro subconsciente (Origen) e incluso más allá de ella (Interestelar). 

Pero, ¿qué es lo que nos hace creer sus historias aparentemente fantásticas? Lo que en un principio nos parece ciencia-ficción, se convierte en algo verosímil cuando vemos que las bases de esa historia son reales. Batman no vuela porque es un superhéroe que tiene poderes, sino porque Bruce Wayne tiene muchísimo dinero y consigue artilugios que han sido diseñados en secreto para el ejército. Existe toda una explicación coherente por la que Dom Cobb es capaz de llegar a lo más profundo de la mente de Fischer. Tras ver El Prestigio, no tienes la sensación de haber visto un truco de magia, sino que todo tiene sentido y es completamente razonable. Nolan hace que nos creamos sus historias como si nuestro vecino pudiera ser el protagonista de una de ellas. 

Y lo mejor, lo que hace a Nolan mi favorito, es su oscuridad. Su manera de jugar con la luz y las sombras hasta el punto de jugar con diferentes niveles de sombras en una oscuridad casi absoluta, nos hace entrar en su oscuro mundo y no querer salir de él. 



Como habéis podido observar en estos maravillosos vídeos que he compartido sobre cada uno de estos directores, hay caras que se repiten en diferentes escenas de diferentes películas. Esto es debido a que, llamadlo casualidad, estos tres directores concretamente, no sólo son famosos por su originalidad a la hora de ser creativos con la cámara o la iluminación, sino por tener lo que se dice actores fetiche

En el caso de Tarantino, Uma Thurman, Christoph Waltz o Tim Roth (por favor, ¡tenéis que verlo en Four Rooms!) se adaptan perfectamente a personajes tanto principales como secundarios en películas tan exitosas como Kill Bill, Malditos Bastardos o Reservoir Dogs. Pero nuestro amigo Quentin tiene un favorito: Samuel L. Jackson. El actor ha aparecido en 5 de las 8 películas dirigidas por Tarantino y prestó su voz para una sexta. Aunque no es de extrañar, pues Samuel ya había aparecido en 33 películas antes de impresionarnos como Jules Winnfield en Pulp Fiction y cuenta con unas 125 (y creciendo) actuaciones a sus espaldas, entre las cuales se encuentran sagas cuya importancia todos apreciamos, como Star Wars o Los Vengadores


Wes Anderson cuenta con varios actores habituales, habiendo repetido en 4 o más ocasiones, como Owen Wilson, Kumar Pallana (que, desgraciadamente, no podrá continuar apareciendo en sus películas) o Jason Schwartzman, que se ha convertido en la nueva cara de Anderson ante la cámara. Pero si vas a ver una película de Wes Anderson, es inevitable pensar que encontrarás en la pantalla el rostro de Bill Murray. Si no fuera por Ladrón que roba a ladrón, la ópera prima de Anderson en la que podemos ver no a dos hermanos Wilson, ¡sino a tres!, Murray tendría un pleno. Creo que hablo en nombre de todos los fans de Anderson cuando digo que nos encantaría seguir viendo la cara de Bill Murray en sus películas. 


Y, para terminar, Nolan, Como es natural habiendo dirigido una trilogía, cuenta con varios actores que aparecen en, al menos, tres de sus películas, como es el caso de Christian Bale. Últimamente parece haberle cogido cariño también a Tom Hardy, por quien, como sabréis los lectores habituales, tengo predilección, igual que por Cillian Murphy (Peaky Blinders), también habitual para Christopher Nolan. Pero si hay alguien que merece ser nombrado como actor por excelencia para Nolan (y seguramente para cualquiera a quien le guste el cine) es Michael Caine. Tras 6 películas con el director, estamos seguros de que ambos están contentos con la colaboración, ¡y nosotros también!


¿Habéis visto sus películas? ¿Qué os parecen? ¿Cuáles son vuestros directores favoritos? ¿Tienen también algún actor fetiche o una técnica que los diferencia de los demás? 

Comentarios

  1. Quentin sobresale de ellos 3 para mi gusto. Es mi director preferido por: ángulo de la cámara, escenas largas de cámara, actores, diálogos, clasicismo en la música y género de western gangster, para mí lo que más disfruto viendo. Lo único que le falta a Tarantino, que sería ya para ser perfecto, es lo que más me gusta de mis películas preferidas de gangsters, y es la oscuridad. La lluvia y la oscuridad como el trozo de Camino a la Perdición, Sin City y algunas más. Y no me refiero a la oscuridad de Nolan. Nolan me mola muchísimo la oscuridad que le da, pero es como moderno todo. ¡Memento es bestial! Jajaja Wes Anderson no me mola mucho, muy colorido. Y mis preferidos, pues... Quentin, Kubrick y Eastwood. No saldrá otro jamás como Kubrick, ni nadie se ha acercado en transmitir la moral humana en una película como él. Y Eastwood pues... bestial actuando y dirigiendo. Y bueno, por poner gente que me mola ahora, el Tom Hardy es buenísimo, me está molando Joel Edgerton y bueno, si sigo no acabo jajaja. Sólo decir que me apetece ver una nueva película de David Cronenberg, de Viggo Mortensen y de mafia como Promesas del Este y Una historia de violencia, ¡maravillosas! Y que salga Vincent Cassel si puede ser jajaja. Es de mis preferidos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias por tu comentario! Comparto tu opinión sobre Tarantino. Ese punto de oscuridad de Sin City o Camino a la Perdición no le vendría nada mal a sus películas. Creo que por eso me gustaron tanto Django y Los Odiosos Ocho, aunque no llega a ese punto que comentas. Me ha encantado eso de la modernidad de Nolan, lo cierto es que es bastante futurista, pero a mí me encanta la capacidad de que hace que creas que puede ser real una historia tan aparentemente imposible. Por supuesto me quedo sin palabras si hablamos de Eastwood o Kubrick, aprecio muchísimo su valor, pero no son exactamente mi estilo. Evidentemente disfruto con sus películas y son increíbles, pero les falta un puntito para ser más "yo". Sabía que esa sería tu opinión sobre Anderson y pensé que te gustaría Edgerton, parece que es bastante bueno :) Pero Tom Hardy para mí es incomparable, sobretodo si lo ves en versión original. Para mí, su voz, acento y manera de hablar son el 50% de su actuación. ¿Has visto ya Peaky Blinders? Me gusta la idea que propones al final, ¡con Cassel incluido! jajaja No estaría nada mal.
    Gracias de nuevo y ¡vuelve pronto! Nos encanta saber vuestra opinión ^^

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

1 Second Everyday - Noviembre 2017

Los Sims 4 - Legacy Challenge - Cómo empezar

Los Sims 4 - De una a tres dimensiones

Los Sims 4 - Legacy Challenge - El primer mes

Tips para viajar a París