Descubriendo(me) el mundo - vol. 3

¡Continúo con mis viajes! ¡Ya vamos por la tercera edición! Espero que esta serie os esté gustando. Podéis ver todas las entradas aquí.

Tras Francia, Alemania, Andorra, Italia, Ciudad del Vaticano, Argentina, Reino Unido, Marruecos y Portugal, os traigo dos países más: Noruega y Polonia.

Aunque he pisado un porcentaje pequeñito de estos dos grandes países, me siento muy feliz de haber conocido un poquito de ellos y, en su momento, me fascinó lo diferentes que eran del resto de lugares que había visitado antes. 

Historia de dos ciudades

La capital de Noruega es una de las que más me ha impresionado de todas las que he visitado. Y es que en Oslo puedes ver dos ciudades diferentes simplemente dando un paseo por sus calles.

Esta es la Oslo más clásica:


Y esta la más moderna:


Se trata de una ciudad de contrastes, en la que puedes encontrar fácilmente estilos completamente diferentes con solo cruzar la calle. Reconozco que Tiantian y yo estuvimos allí únicamente 3 días, pero nos sorprendió muy gratamente y nos encantaría volver, aunque tenemos que ahorrar bastante para conocerla a fondo, pues es uno de los países más caros de Europa y necesitamos buenos trucos para gastar lo mínimo posible durante la estancia, como el que nosotros utilizamos: comida enlatada cocinada en la propia lata (esta lata concretamente, aunque sin abrefácil, que a día de hoy seguimos sin saber qué es exactamente) sobre un fuego eléctrico, pues para usar una olla había que "alquilarla" y nuestro presupuesto era básico. 

En este enlace podéis ver algo más de información de la ciudad. 

Los saltos de Año Nuevo

¿Quién no ha visto, embobado frente al televisor, los saltos de esquí de año nuevo cuando era niño? Yo era una de esas niñas que se quedaban pasmadas y la tenían que llamar 80 veces a comer (hacía caso omiso, obviamente, los saltos eran mucho más interesantes que sentarme a la mesa a escuchar hablar del vecino de no sé quién o la amiga de la abuela de no sé cuántos). 

¿Os gustaría saber qué ven los profesionales antes de saltar? Pues esto es:


En nuestro viaje a Oslo, también visitamos Holmenkollen, su museo del esquí y su pista de salto. Impresiona, ¿verdad? Pues aún impresiona más ver la zona que hay alrededor, con sus preciosas casas de estilo nórdico, sus colinas verdes y sus fantásticas vistas. Caminamos hasta la estación de metro de Voksenlia y puede que fuera uno de los caminos más encantadores de todos nuestros viajes. 

La ciudad sin habitantes

Pensar en Varsovia nos lleva, inevitablemente, a pensar en la Segunda Guerra Mundial y, cuando la visitas, puedes ver incluso en sus calles los restos de ella. Conocer su historia y acudir a sus museos te hará valorar, más incluso, esta increíble ciudad. Al menos es lo que nos ocurrió a nosotros tras la visita al Museo del Alzamiento. Os aseguro que salí por su puerta con los pelos de punta. Fue, probablemente, una de las experiencias más duras que he vivido, junto con la visita al barrio de Praga. Os dejo el documental que vimos allí (en 3D, que impresiona todavía más), en el que se muestra Varsovia tras la guerra, cuando no tenía ni un solo habitante.


Pero Varsovia ha demostrado que puede dar una buena paliza a Hitler y compañía, pues aunque ellos la quisieran ver arrasada, se recompuso hasta el punto de que su centro histórico, a día de hoy, es Patrimonio de la Humanidad, el único que es una reconstrucción del original.


En este otro post podéis ver mis 3 museos favoritos de Varsovia, con algo más de información.

Y, además, os dejo esta otra imagen que me ha dejado completamente boquiabierta:


El Pałac Kultury i Nauki fue el edificio que más me gustó de toda la ciudad, aunque a los propios polacos no les guste mucho. Subir y ver toda Varsovia desde ahí arriba me encantó. ¡Casi me gustó tanto como comer pierogi!

¿Y vosotros? ¿Habéis estado alguna vez en Varsovia? ¿Y en Oslo? ¡Me encantaría conocer vuestra experiencia!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Meal prep 2

Los Sims 4 - Legacy Challenge - Cómo empezar

Los Sims 4 - De una a tres dimensiones

Comida sana para toda la semana - Meal prep 1

1 Second Everyday - Septiembre 2017