Dolor, frío y calor

Atención, preguntas: Acabáis de pisar mal y os habéis torcido un tobillo. ¿Qué hay que aplicarse, frío o calor?. Te despiertas con este dolor terrible de cuello que hace que no puedas mirar hacia abajo. ¿Qué te pones, frío o calor?. Acabas de correr y te empiezas a notar cierto dolorcillo en el gemelo. ¿Frío o calor? Lo solucionamos en un pis pas.

EL FRÍO
Al frío seguro que ya lo conocéis: lo primero que tiene es efecto analgésico al entumecer la zona que nos hayamos dañado, así que es un alivio rápido para el dolor. Como el frío cierra los vasos sanguíneos, hace que llegue menos sangre a la zona, con lo cual la inflamación se va a minimizar y cualquier hemorragia a ralentizar. 

CUÁNDO PONERNOS FRÍO
- Para cualquier lesión tendinosa, como la típica tendinitis. Cuando nos duela.
- Para golpes y contusiones.
- Para patologías musculares durante las primeras 72 horas (roturas de fibras, bocadillos, sobrecargas...)
- Para patologías en nuestras articulaciones durante las primeras 72 horas (esguinces, luxaciones, fracturas...)

CÓMO PONERNOS FRÍO
- Nunca directamente sobre la piel. Es tan anestésico que nos dormirá la piel y no sentiremos la quemadura.
- Nunca más de de 10 minutos cada dos horas. Si no respetamos ese tiempos nos bajará la temperatura de la piel y el cuerpo hará que llegue más sangre a esa zona para subir la temperatura, con lo cual obtendríamos el efecto contrario al deseado.
- No seguir con el frío después de tres días para no influir en el proceso de cicatrización.

Foto: 99u.com

EL CALOR
El calor aumenta el riego sanguíneo, así que ayuda a que lleguen nutrientes a la zona afectada y, por lo tanto, se recupere mejor. También calma un poco determinados dolores y, esto lo sabrán las zorruneras y zorruneros deportistas, activa y aumenta la elasticidad de los músculos antes de hacer deporte.

CUÁNDO PONERNOS CALOR
- Para golpes y traumatismos 72 horas después de los mismos.
- Cuando nos pasamos de rosca (contracturas, lesiones por demasiado esfuerzo...). Lo aplicaremos cuando nos duela.
- Para patologías articulares tipo tortícolis, malas posturas... También cuando nos duela.
- Antes de entrenar, para, como hemos dicho antes, potenciar la flexibilidad y evitar lesiones.

CÓMO PONERNOS CALOR
- Nunca más de 15 minutos cada dos horas. Quitaros de la cabeza esa imagen vuestra tirados en el sofá con la almohadilla eléctrica toda la tarde puesta. Riesgo de quemadura.
- Nunca antes de 48 ó 72 horas si habéis sufrido un traumatismo.
- Nunca encima de cremas o sprays, especialmente aquellos con efecto calor. 
- Es importante que, tras aplicar el calor, estiremos la musculatura de la zona dañada. El calor en sí no es un remedio, pero si calentamos un tejido y lo tratamos los resultados siempre serán mucho mejores.

¿Lo tenéis un poquito más claro ahora? Recordad complementar las aplicaciones de frío y calor con el tratamiento que vuestro médico os recomiende. ¡Suerte y salud!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Meal prep 2

Los Sims 4 - Legacy Challenge - Cómo empezar

Los Sims 4 - De una a tres dimensiones

Comida sana para toda la semana - Meal prep 1

1 Second Everyday - Septiembre 2017