The Drawing Challege - Semana 19

¡Hola, mis pequeños saltamontes!

El domingo pasado fue el Día de la Madre y en honor a la mía hice este post. La verdad, lo hice enteramente dedicado a ella y después de publicarlo, al pensar que otras personas lo podían leer tuve un episodio de vergüenza máxima. Pero a mi madre le encantó, así que no problem. 

Bueno, chic@s el tema de esta semana es... Rediseña la portada de un libro, y yo he decidido rediseñar la portada de un libro que me regaló mi amiga Candela hace dos años por mi cumpleaños:

Aquí os dejo la portada original para que comparéis:

Sí, lo sé, me ha quedado muy Tim Burton, pero (a parte de que me encanta su estilo) no soporto que haya ningún tipo de ilustración que revele el aspecto de los protagonistas o del escenario, porque si quisiera ver a los personajes vería una película. Yo enseguida me imagino el escenario y a los personajes y considero que si la narrativa y la descripción que hace el autor es suficientemente buena no hay necesidad alguna de mostrar ninguna imagen (hablando como si fuera una experta del tema, nada más lejos de la realidad). Pero ojo, una descripción buena no quiere decir una descripción de tres hojas, que nos conocemos. De hecho me he quedado estancada con este libro exactamente en la página 310 a causa de una descripción interminable. No soporto las descripciones largas, por eso no he podido pasar de la página 20 de ningún libro de Julio Verne, autor de descripciones infinitas. En suma, que me gusta más la sencillez y el minimalismo en este tipo de casos. Prefiero un símbolo a que me pongan una imagen directamente, me da la sensación de que subestiman mi capacidad imaginativa y eso me corta el rollo. Por eso siempre le quito la portada a mis libros de Sherlock, Lupin y Yo, portadas en que, por cierto, cambian a los personajes en cada tomo. 

Bueno, aprovecho para contar un poco sobre qué va este entretenido libro. Está protagonizado por una adolescente de catorce años llamada Lucy Carlyle que cuenta sus aventuras en la peculiar agencia Lockwood, agencia de exterminio de espíritus. Sí, es un libro de fantasmas, pero no es el típico libro de terror y suspense. La historia está ambientada en Ingalterra, cuarenta años después de que el Problema empezara. El Problema se refiere a la epidemia de fantasmas a los cuales llaman, por lo general, Visitantes. Desde los nueve años completamente sola, Lucy trabaja en varias agencias antes de presentarse en casa de Anthony Lockwood, un muchacho huérfano y espabilado dueño de la agencia. Sí, he dicho muchacho y es que en este libro no se estila mucho eso de los adultos, ya que son solo los niños quienes poseen las capacidades necesarias (a las que llaman dones) para detectar y eliminar Visitantes. Estos dos agentes junto con Geroge, el informático/ratón de biblioteca/gruñón de turno, conforman la plantilla de la Angencia Lockwood. 

Lo que más me llama la atención es la manera despreocupada que tienen los protagonistas de enfrentarse a algo que las personas normales consideran tan terrorífico y digno de respeto. 
Lo dicho, un libro interesante y entretenido, con un aire cómico y una narrativa muy fácil de seguir (excepto en los pasajes descriptivos, jejeje). 

¡Hala! Hoy sí que me he excedido bastante... en fin, como siempre, podéis publicar vuestros dibujos a través de Facebook, Twitter e Instagram utilizando el hashtag #tdc_semana19 o enviándolos a esta dirección.

¡Hasta pronto!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los Sims 4 - Legacy Challenge - Cómo empezar

Los Sims 4 - De una a tres dimensiones

1 Second Everyday - Julio 2017

Los Sims 4 - Legacy Challenge - Un linaje exitoso

Tips para viajar a París