Cómo llegar a Achiltibuie, exactamente

Son muchas personas las que nos preguntan a Tiantian y a mí cómo viajamos hasta el hotel donde trabajamos, en Achiltibuie. Yo siempre digo que está al norte del norte del norte y, como veréis en este post, es totalmente cierto. Lo cierto es que es un viaje largo y agotador, pero precioso. Escocia es un país increíble y, cuando viajas por él, parece que estés en medio de un escenario de alguna película de las que te dejan con la boca abierta con sus paisajes. 

Hoy os cuento nuestro viaje al completo, el que hacemos habitualmente, pero hay otras maneras de llegar, aunque no muchas más. 

Normalmente viajamos a Glasgow desde el aeropuerto de Alicante o el de Barcelona, que tienen vuelos frecuentes a un muy bajo coste. ¿Y dónde está Glasgow? 


La frontera de Inglaterra y Escocia se encuentra, más o menos, un poco por encima de las letras que dicen United Kingdom, así que como podéis ver en el mapa, Glasgow está en la parte sur del país. En este viaje, como he dicho antes, llegaremos al norte del norte del norte. El primer "norte" era llegar a Escocia, que está al norte del Reino Unido, así que aún nos quedan dos "nortes".

Glasgow (en gaélico escocés Glaschu) es una gran ciudad a 65km de Edimburgo y a 557 de Londres, para que os hagáis una idea, y es donde comenzamos nuestro viaje por Escocia. La primera parte es el trayecto desde Glasgow a Inverness (Inbhir Nis) y veréis en la siguiente imagen que hay tres maneras de llegar. En alguna ocasión hemos tomado la ruta que pasa por Fort William, pero la practicidad de la línea azul, la más corta, es preferible cuando tienes que combinar horarios de autobuses diferentes. 


Solemos hacer este trayecto en autobús, aunque también se puede hacer en tren y se tarda casi el mismo tiempo y hace el mismo camino. Es mucho más económico el autobús, sobretodo si, como nosotros, viajas con Megabus. Así que, saldremos desde Buchanan Bus Station, en Glasgow y llegaremos a la estación de autobuses de Inverness. Son unos 275km y se tarda alrededor de tres horas.

Os enseño algunas capturas del camino:


La A9 pasa muy cerca de Stirling (Sruighlea). En la siguiente imagen podéis ver a la derecha el castillo y el Wallace Monument, si tenéis buena vista. En este punto, la carretera es genial, iréis viendo el cambio a lo largo del recorrido.


También pasa cerca de Pitlochry (Baile Chloichridh), un precioso pueblo que conserva la esencia de un pueblo tradicional escocés y que no dudo que visitaremos a fondo en algún momento este año. En este reportaje de Más Edimburgo podéis saber un poco más sobre esta maravilla de lugar, que se encuentra a la derecha de la imagen.


Dejamos un lado la carretera principal para pasar por dentro de Aviemore (An Aghaidh Mhòr). 


Y poco después, llegamos a Inverness, en este caso a su estación de autobuses, donde cogeremos el siguiente autobús para la segunda parte de este trayecto. Normalmente tenemos un par de horas si hemos cogido el primer autobús desde Glasgow, suficiente para comer algo y dar un paseo por el centro de la ciudad. 


Llegados a este segundo "norte" (Inverness), viajamos hacia la costa oeste rumbo a Ullapool, una pequeña población a unos 90km. Esta será la segunda parte de nuestro viaje, cruzando las Highlands.


Este trayecto es algo diferente, la carretera es más estrecha, limitándose a un carril por sentido y dejando pequeñas poblaciones y un pequeño número residencias particulares a ambos lados. 

Primero pasamos por Garve (Gairbh) y su lago, o loch, como dirían los escoceses. 


Algo más adelante se encuentra la enorme presa de Glascarnoch y se puede apreciar el cambio de paisaje si lo comparamos con las primeras imágenes del viaje. 


Poco después, llegamos a una de las curvas más impactantes de la ruta. Aunque en esta imagen no se aprecie demasiado, cuando llegas a esta curva y ves Ullapool, con sus casitas metidas en el agua del Loch Broom, te impresiona. Parece que floten sobre el lago (si miráis el mapa, veréis que en realidad no es un lago sino mar) de una manera mágica.


En esta imagen de Angus Bruce podréis apreciar mejor esa magia que os comentaba:


Y llegamos a la estación de Ullapool (Ulapul), junto al puerto, donde también comenzaremos la tercera parte del trayecto.


A partir de aquí, si tenemos suerte y los horarios coinciden con los de la salida del colegio, hay un pequeño autobús escolar (sí, no estoy bromeando, es un minibus amarillo lleno de niños) que nos llevará hasta Achiltibuie. Si no tenemos tanta suerte, tendremos que pedir a alguien que nos lleve en coche, pues no hay transporte público que se dirija a Achiltibuie y, aunque en el mapa se vea bastante cerca, mirad qué hay que hacer para llegar:


En esta zona de las Highlands, la mayoría del terreno es completamente natural y esta pequeña carretera y las diminutas casas que se encuentran cerca de ella, son lo único hecho por el hombre que existe. Por tanto, una distancia de 18km en línea recta, se convierte en una estrecha carretera de un sentido de 38km. Eso sí, puede que sea la carretera con unas de las mejores vistas del mundo. 

Pero antes hay que atravesar Ullapool. Este pueblo es donde se encuentra el supermercado más cercano a nuestro lugar de residencia. Es decir, a partir de aquí, todo lo que os voy a explicar, es la ruta que se hace cada vez que tienes que hacer la compra o que necesitas tener contacto con la civilización.


Una vez fuera del pueblo, la carretera continúa cerca del mar y pasa por la playa de Ardmair, Àird Mhèar en gaélico escocés. Al fondo se puede ver Ben Mor Coigach, la enorme montaña (a la que subí, me costó más de 4 horas y no puedo estar más orgullosa) que separa Ullapool de Achiltibuie. Por ella tenemos que dar ese gran rodeo, aunque se lo perdonamos por darnos estas maravillosas vistas.


En esta imagen vemos el cambio de las carreteras normales a la de un sentido (a la derecha, lo de la izquierda es un camino para llegar a un domicilio particular). Al fondo, entre las demás montañas, vemos Stac Pollaidh, mi montaña favorita. Sí, cuando vives tanto tiempo en Escocia no sólo tienes películas o libros favoritos, también tienes montañas, pájaros, lagos, ovejas o árboles favoritos.


Más adelante pasamos más cerca, incluso por su pie, donde se encuentra el aparcamiento para los visitantes que quieren subirla caminando. Es una ruta preciosa y muy recomendable. 


Más tarde, pasamos por la playa de Achnahaird. ¿Pensáis que el nombre ya está en escocés? ¡Pues no! Achadh na h-Àirde es su nombre original, pero se adaptó a Achnahaird para pronunciarlo más fácilmente... dicen. Pero vamos, cuando escuchas a un escocés decirlo, da lo mismo, igualmente no lo entiendes a la primera. Achadh na h-Àirde es una bahía en la que se aprecia perfectamente la subida y la bajada de la marea a lo largo del día. 


Y esta es la última curva antes de llegar a Achiltibuie. Enfrente vemos Tanera Mòr, la mayor de las Summer Isles, que actualmente está en venta por nada más y nada menos que 2,5 millones de libras. ¿Alguien se anima? Tener tu propia isla tiene que ser guay, ¿no? A la derecha de la imagen podéis ver Polbain, otra pequeña localidad (por llamarlo de alguna manera, pero en realidad son cuatro casas repartidas a lo largo del camino, igual que todas las localidades cercanas) hasta la que nos gusta pasear en los días soleados. Si escoges la opción "autobús escolar", te llevará por Polbain para dejar a cada niño en la puerta de su casa, o para recogerlos si quieres hacer el trayecto inverso a las 7:30 de la mañana. 


Por fin llegamos a Achiltibuie, que tampoco está en gaélico y ya es complicado pronunciarlo con esta adaptación. Aichillidh Bhuidhe, o "prado del joven de cabellos de oro", nos recibe con sus casitas, sus ovejas, sus prados, sus locals y su viento, dándonos la bienvenida un año más. 


Al final de esta carreterita, se encuentra el hotel. Sólo hay que seguir recto, aunque tampoco tienes más opciones que esa o volver hacia atrás. De momento nos quedaremos aquí, en el norte del norte del norte.

Para ver el camino completo, podéis utilizar este mapa interactivo: 


¿Os ha gustado el paseo? ¿Venís a visitarnos? ¡En un par de días salimos hacia allá! ^^

Comentarios

  1. Que recuerdos!! Me encantan las entradas del blog #fannumber1!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Me alegro mucho de que te gusten! :D

      Eliminar
  2. Por que sale mi foto en el último mapa? :o

    ResponderEliminar
  3. Bueno, decir que yo soy otro de los afortunados que hace esta ruta. La mía es un poco más larga, ya que la hacemos desde el aeropuerto de Prestwick-Glasgow. Desde allí cogemos el tren, puesto que tienen un convenio por el cual los trenes que van hacia o desde el aeropuerto de Prestwick salen a mitad de precio. Desde el aeropuerto compramos billete hasta Inverness. No hay tren directo, por lo que en Glasgow tendremos que cambiar de estación de Central Station a Queen Station (o al revés). Son 10 minutos andando por calles prácticamente peatonales, así que es fácil. El resto del viaje es tal cuál se dice en este fantástico post que hace que me entre cosquillas en el estómago tan solo de pensar que en una semana estaré allí.

    Carla, a vosotros os queda menos, así que muchos ánimos y buen viaje!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Isco!

    No me he querido extender demasiado (no lo he conseguido, la entrada me ha quedado larguísima jajaja) pero nosotros también llegamos a Prestwick primero, de hecho estaremos allí mañana mismo ^^
    Gracias por tu comentario, me ha hecho recordar también esa otra preciosa parte del camino :)
    La verdad es que nos habían comentado lo del 50% en el precio del tren pero como megabus es una pasada de barato pues siempre optamos por el bus. Aunque echaremos un vistazo en el próximo trayecto!
    El camino de una estación a otra también lo hemos hecho en alguna ocasión y es un momentito.

    Un beso y buen viaje para vosotros también!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

1 Second Everyday - Noviembre 2017

Los Sims 4 - Legacy Challenge - Cómo empezar

Los Sims 4 - De una a tres dimensiones

Los Sims 4 - Legacy Challenge - El primer mes

Tips para viajar a París